Durante el verano, ¡bebe agua!

Combate las altas temperaturas y cuida de tu salud hidratándote con frecuencia: -Consume entre 2 y 2,5 litros de agua al día. -No realices deporte en las horas centrales del día. -Bebe agua de forma continuada durante todo el día. Procura tener siempre una botella cerca y a la vista